¿Qué es el porcentaje o tasa de rebote y cómo afecta el SEO?

PORCENTAJE DE REBOTE

La importancia del porcentaje o tasa de rebote y sus efectos en el posicionamiento web (SEO).

Bien es sabido que todos los que tenemos un sitio web nos preocupamos porque cada usuario que llegue al sitio quede satisfecho con lo que allí se ofrece; contenido, productos o servicios, y que de alguna forma realicen acciones dentro de la página.

Por ello, una métrica bastante importante que suele ser bastante considerada para el posicionamiento de un portal web, es el porcentaje o tasa de rebote.

Este dato nos indica cuantas personas abandonan una página sin interactuar con ésta, es decir, no comenta, no hace clic en ningún enlace y no ejecuta ninguna acción.

Este factor es determinante y se debe mantener lo más bajo posible, por ello es fundamental que sepas como medirla y de qué manera afecta el SEO de tu sitio web.

¿Qué es el porcentaje o tasa de rebote?

El porcentaje o tasa de rebote en inglés es “bounce rate“, y se refiere a la cantidad de sesiones de una sola página en las que un determinado usuario abandona la página de entrada sin haber interactuado con ella, ni hace scroll, sin pasar un tiempo mínimo en ella y no deja comentarios, simplemente entra y sale del sitio web.

Sin embargo, a pesar de que esto parezca negativo, algunas veces no es un rebote real, pues algunos programas de analítica web, solo envían información cuando ese sitio se carga y no consideran si la persona paso tiempo leyendo en una misma página o no.

Dependiendo de nuestra estrategia y objetivos, la tasa de rebote podrá ser considerada de formas diferentes.

Para que tu estudio analítico no calcule mal las métricas, es importante que crees y definas de forma bien exacta tu plan de analítica, estipulando que deseas medir, cual es tú público, los objetivos y el tipo de público que consideras que no es de valor para tu web.

 ¿Cómo mido el porcentaje o tasa de rebote?

Para poder medir el porcentaje de rebote puedes usar herramientas destinadas a esto, una de ellas es Google Analytics, sin embargo, a pesar de ser un programa bastante usado, al ser aplicados en una web, el código que se instala por defecto solo se ejecuta cuando un usuario ingresa a una página web, lo que significa que ésta se limita a marcar como rebote a las visitas que abandonan el sitio luego de ver una sola página.

Por tanto, reflejará como rebote aquellos usuarios que, a pesar de no haber pasado a otra página del sitio web, hicieron scroll y pasaron un tiempo leyendo, lo que significa que realmente si interactuaron con dicha web.

Por ello es importante, que se complemente el código de analytics con eventos para medir bien el rebote, ya que éstos consideran las acciones antes mencionadas, de forma que sepas que significa esa tasa para el sitio web.

Se pueden usar los eventos onclick para conocer el momento en que el usuario hace clic en algún lugar de la página, también se pueden usar los eventos heartbeat, ya que estos permiten visualizar el tiempo que pasan los usuarios en la página y a su vez, son útiles los eventos scroll para saber hasta dónde llegan los internautas.

Una vez tienes toda esta información, debes enviarla a Google analytics y así las visitas dejarán de contarse como rebote.

Otra opción que puedes tomar fácilmente, en caso de que todo esto te parezca complicado, es contratar una agencia SEO, ésta hará todo el trabajo por ti y te libraras de preocupaciones.

¿Cómo afecta el SEO?

que es el porcentaje de rebote

La tasa de rebote está íntimamente relacionada con el SEO, pues es uno de los factores SEO más importantes para los buscadores como Google, ya que determina si el usuario sale del sitio web sin tener interacción.

Google entiende que no encontró la información que buscaba o necesitaba, afectando en próximas búsquedas el ranking de dicha página web que buscas posicionar.

Dicho en otras palabras, si un usuario no permanece en tu página, Google lo toma como una mala experiencia para el usuario, y eso lo lleva a bajar tu posicionamiento SEO, por tanto, aquí entra en juego otra métrica, el tiempo de permanencia, pues se considera que, si un internauta permanece al menos 5 minutos, o más, dentro de un sitio web, entonces la información proporcionada allí es útil, si por el contrario se va antes de ese tiempo Google no considera importante tu página.

Entonces, lo más recomendable es que la tasa de rebote y los tiempos de permanencia sean inversamente proporcionales, la primera debes buscar que sea baja y la segunda tiene que ser alta, siempre incentivando la interacción de los usuarios con la página.

No obstante, no siempre una tasa de rebote alta va a empeorar tu posicionamiento SEO, pues si tras visitar tu página el usuario permanece más tiempo sin acceder a otro resultado o realizar una nueva búsqueda en Google, entonces no contará como rebote, y por ello, es que se da el concepto de dwell time, que corresponde al tiempo que tarda un usuario en volver a Google después de acceder a un sitio web, mientras mayor sea el tiempo que tarde dicho usuario en regresar a Google o incluso mejor, que no regrese, más mejorará el posicionamiento SEO de tu página web.

Lo cierto es que para evitar que se considere rebote a una visita que, si encontró lo que buscaba, pero se marchó sin explorar mucho más otras páginas del sitio web, se deben usar los eventos o ejecuciones del código de Analytics, así no tendrás una tasa de rebote alta, o si la tienes, entonces sabrás que no es del todo negativa.

¿De qué depende?

En la tasa de rebote influyen muchos factores, entre ellos el tipo de sitio (B2B o B2C), desde donde realizan la conexión (ordenador de escritorio, dispositivo móvil o portátil), tipo de página web (blog, página de aterrizaje “landing page”, tienda online…), el tiempo que pasa un usuario en la página, la calidad del contenido, producto o servicio que ofrezcas en el sitio web, tiempo de carga web, diseño de la página web, presencia de pop ups o intersticiales molestos, entre muchos otros.

¿Cómo evito o disminuyo la tasa de rebote?

Conociendo de qué forma afecta la tasa o porcentaje de rebote al SEO puedes tomar medidas para que ésta situación mejore en tu sitio web, lo primero que tienes que saber es que un buen porcentaje de rebote se ubica entre un 25 y 40%, entonces para lograr valores cercanos o por debajo de éste rango debes seguir los pasos que te indicamos a continuación:

  1. Optimizar la página para que el usuario que entre al sitio web encuentre información útil, pase más tiempo en el sitio, haga scroll o comente.
  2. Coloca enlaces internos mediante el uso de contenido relacionado entre sí y llamadas a la acción (CTA).
  3. Establece un tiempo límite en el código de seguimiento de la herramienta analítica (Google Analytics) para anular el rebote, de forma que a partir de un tiempo X, la visita ya no cuente como rebote, y se sepa que tu contenido si es útil para los usuarios.
  4. Coloca un tiempo límite y un evento scroll en el código de seguimiento que anule el rebote, de forma que la herramienta Google Analytics entienda que el usuario ha conectado con el contenido.

Debes tener en cuenta que esas últimas dos recomendaciones de modificación del código de Google Analytics no va a mejorar tu tasa de rebote, lo que hará es cambiar la forma en que es medido para que se ajuste a tu blog y al análisis que realizas.

De ésta manera podrás contar con resultados más precisos y relevantes, que te indicaran lo que realmente les interesa a tus usuarios y lo que no.

En conclusión, como puedes ver, la tasa o porcentaje de rebote no es un factor del todo negativo, permite identificar y medir el interés del usuario en el contenido que presentas en un sitio web, por todo esto, es importante tomarlo en cuenta, pero más importante aún, asegurarse de brindar al usuario lo que busca para que mejore el tiempo de permanencia en dicha página.

Abrir chat